Buscar

¡Ríete de los años! con estos cuidados bucodentales


La tercera edad es una etapa marcada por cambios físicos y emocionales que pueden causar mucha angustia. El cuerpo se torna más frágil y requiere de mayores cuidados para lograr cosas que antes dabas por sentadas, hasta el punto que algo tan sencillo como masticar alimentos, se transforma en un reto; pero no tiene porqué ser así.


Todos anhelamos una vida larga, plena y digna, pero con el paso de los años, el desgaste acumulado y el declive de la capacidad de autoreparación de nuestros cuerpos, nos obliga a tener un mayor empeño en su mantenimiento.


Dicho lo cual, en OM Clinics abrazamos el compromiso de orientarte sobre el cuidado de tu salud bucodental y ofrecerte las mejores opciones para mantener y/o restaurar tu sonrisa y autoestima después de los 65 años.



índice:


Coger al toro por los cuernos

Padecimientos más comunes

Control y prevención

Reparación y rehabilitación



Coger al toro por los cuernos



El primer paso hacia una sonrisa que desafía la edad, es el de asumir un rol activo y consciente. Pensar que la caída de los dientes es una condición inevitable de la tercera edad, constituye un lugar común -pero errado- que lleva hacia la resignación y el descuido.


Según un estudio prospectivo del Consejo General de Dentistas de España, acerca de la salud bucodental para el 2020, los adultos mayores son el grupo etario que más desatiende los cuidados orales, elevando así drásticamente la incidencia de padecimientos con respecto a otros segmentos demográficos.


En contraste con lo antes expuesto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca en sus proyecciones 2015 - 2050, que los adultos mayores pueden disfrutar de una calidad de vida similar a la de una persona joven, pero para ello deben tomar en cuenta tanto los elementos que amortiguan las pérdidas asociadas con la vejez, así como aquellos que refuerzan la recuperación, adaptación y crecimiento psicosocial.



Padecimientos más comunes


Como parte del deterioro celular que llega con los años comenzamos a experimentar una reducción en el tamaño de los nervios dentales, fragilidad de los tejidos, menor irrigación sanguínea, dificultad para cicatrizar, descalcificación ósea, resequedad bucal y

debilitamiento del sistema inmunológico. Todo esto nos hace más vulnerables a las siguientes patologías:


● Enfermedad periodontal o inflamación de encías: Puede deberse a la edad, mala técnica de cepillado, uso incorrecto de mondadientes, tabaquismo y alcohol.


● Caries: Por debilitamiento del tejido dentario.


● Pérdida de dientes: Debido a caries y periodontitis.



● Xerostomía o sequedad en la boca: Atribuido a la edad, consumo de ciertos medicamentos o enfermedades sistémicas.


● Candidiasis y hongos: Por mala limpieza de aparatos protésicos.


● Halitosis: Mala higiene dental y protésica, periodontitis, sequedad bucal, consumo de medicamentos o algunas enfermedades sistémicas.



● Maloclusiones: A consecuencia de la pérdida de piezas dentales.


● Sensibilidad dental: Por exposición de los cuellos del diente y el cemento radicular.


● Manchas en los dientes: Por tabaquismo y consumo de bebidas oscuras, inclusive algunos medicamentos.


● Cáncer oral: Mayormente ocasionado por el tabaquismo, alcohol, roce inadecuado de aparatos protésicos, Virus Papiloma Humano (VPH) y enfermedades que atacan el sistema inmunológico.



Control y prevención


Lo más importante a recalcar es que muchos de estos padecimientos disminuyen o se evitan simplemente con buenos hábitos o cuidados cotidianos como:


● Una buena técnica de cepillado acompañada de una crema dental adaptada a tus requerimientos bucodentales, aplicada después de cada comida o al menos dos veces al día (especialmente en la noche).


● Utilizar hilo dental o cepillos interdentales, estos últimos dependerán del caso de cada quien.


● Usar un enjuague bucal adecuado. En algunos casos deben ser utilizados aquellos libres de alcohol, azúcar, o que contengan antisépticos, antimicrobianos o antiinflamatorios.



● Si posee algún aparato protésico removible debe limpiarlo después de cada comida y retirarlo durante la noche. Si es una prótesis fija poner atención en una limpieza exhaustiva de la misma.


● Ingerir alimentos más sanos, reducir azúcares y evitar el abuso de bebidas carbonatadas cítricas,


ya que aceleran el desgaste del esmalte.


● Evitar alimentos muy duros, así como el uso de los dientes como herramienta o para sujetar cosas.


● Limitar la ingesta de bebidas alcohólicas, ya que irritan las encías.


● Reducir o eliminar el consumo de tabaco, ya que éste no solo mancha los dientes, sino que es uno de los principales causantes de cáncer bucal.


● Limitar la ingesta de bebidas que puedan manchar los dientes, como el café, té, bebidas oscuras, vino tinto, etc.


● Realizar consultas odontológicas de control mínimo cada 3 o 6 meses.



Reparación y rehabilitación



Para aquellos casos donde ya existe un mayor deterioro y hasta pérdida de piezas dentales, OM Clinics también te ofrece una amplia gama de tratamientos especializados que van desde el mejoramiento estético, hasta una total rehabilitación bucodental mediante nuestros servicios de:


● Blanqueamiento dental


● Carillas


● Prótesis removibles


● Implantes de última generación


Contáctanos hoy mismo a través de nuestro sistema de citas en línea y te orientaremos sobre la solución que mejor se adapta a tus necesidades.


¡A qué esperas!






23 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo