Buscar

Salud oral: ¿Cómo afecta el verano a tu sonrisa?

Llega el verano y con él las vacaciones, el calor y con ello, algunos cambios que pueden verse reflejados en nuestra salud bucodental.

En este periodo sufrimos algunos cambios en el organismo provocados por la pérdida de agua. Uno de ellos, es la sequedad bucal que favorece el aumento de bacterias patógenas de la boca, aquellas que pueden producir caries, enfermedad periodontal o mal aliento (halitosis).

Durante el verano, también solemos cambiar nuestras rutinas y descuidar nuestros hábitos (aumentan las comidas fuera, el consumo de alimentos azucarados como los helados, etc.), lo que puede aumentar la aparición de problemas bucodentales.


Desde O|M Clinics queremos recordarte algunos de los efectos que tiene el verano en tu salud bucodental y que puedes hacer para evitarlo.


Aumento de la placa bacteriana

Al descuidar nuestros hábitos diarios de higiene dental es posible que haya una acumulación de placa bacteriana y una salud gingival deficiente.

¿Como evitarlo?

  • Puede que nos resulte muy difícil mantener la frecuencia de cepillados, por eso es importante realizar un cepillado mas exhaustivo durante la noche, antes de irnos a dormir; durante dos minutos y sin olvidarnos de la limpieza interproximal.

  • Si todavía no te has realizado una limpieza dental este año ¡Ahora es un buen momento!

Halitosis

La alimentación en vacaciones suele variar. Comemos más fuera de casa, aumentamos la ingesta de alcohol y refrescos, lo que puede empeorar nuestro flujo salival y producir un terrible mal aliento.

¿Como evitarlo?

  • Evitando los excesos y manteniendo una correcta higiene oral.

  • Bebe más agua que durante el resto del año y no dejes de comer fruta y verdura.


Hipersensibilidad Dental


En verano, solemos comer alimentos y bebidas más frías que de costumbre. Esto puede generarnos muchas veces hipersensibilidad dental, una sensación molesta y muchas veces dolorosa que se suele asociar a la ingesta de estos alimentos.

Aunque la sensibilidad dental más común es por contacto con frío, existen otras causas, como el excesivo consumo de alimentos o bebidas ácidas, pacientes bruxistas, recesiones gingivales, etc.


Por ejemplo, la mayoría de los refrescos, zumos y bebidas alcohólicas son ácidos. Lo que genera en nuestra boca una desmineralización y un desgaste en el cuello de los dientes, exponiendo nuestra dentina y causando sensibilidad bucal mayor

¿Como evitarlo?

  • Modera el consumo de bebidas y alimentos ácidos que pueden desgastar tu esmalte.

  • Espera media hora para cepillarte los dientes después de consumir estos alimentos y así darás tiempo a que el esmalte se recupere.

  • Utilizar pasta de dientes especial para la sensibilidad dental, con alto contenido en flúor.


La sensibilidad dental afecta a un 20%-35% de la población y puede tener importantes repercusiones en las personas que la padecen.


Traumatismos dentales

En estas fechas hacemos actividades que a veces conllevan más riesgo, por lo que los traumatismos dentales ocurren con más frecuencia de lo habitual durante esta época de año. Son accidentes que no podemos evitar, pero es importante que sepamos que un traumatismo puede perjudicar al nervio del diente y producir su necrosis en los próximos días. Por eso, ante estas situaciones es primordial acudir lo antes posible para ser valorado por un profesional.

¿Cómo evitarlo?

  • Si practicas deporte de riesgo o de contacto utiliza un protector bucal.

  • Si eres paciente bruxista, no te olvides de echar tu férula de descarga en la maleta.


La mejor manera de evitar tener problemas bucodentales durante el verano es acudir a una revisión dental para comprobar que tu salud oral está en perfecto estado.






86 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo